En mi proceso de aprendizaje formal en educación, me he convencido de que la educación es mi apostolado.  A quienes nos gusta enseñar, no conocemos otra manera de vivir que no sea educando en todo lo que hacemos. Creo en la educación para la vida, la educación vocacional. En enseñar cosas pertinentes para el ser humano, pues como decía Paulo Freyre, el conocimiento te hace libre. Por ejemplo, si aprendes a nadar, tú decides qué hacer con ese conocimiento. Cuando menos te lo esperes, te podría salvar la vida o ayudarte a salvarle al vida a otra persona, puedes tomarlo para hacer ejercicios, enseñar a otros o quién sabe si hasta para competir. Puedes ir a la playa con libertad, pero igualmente puedes decidir ir a las profundidades del mar con seguridad, en fin te hace libre.

Respeto al aprendiz, por lo que entiendo que siempre debe haber una forma estructurada de enseñar. Que vaya desde lo más simple hasta lo más complejo, considerando la individualidad  del ser humano, pues todos no aprendemos de la misma manera, pero todos merecemos orden y estructura. 

Interesada en enseñar esta destreza esencial, evalué varios currículos y la propuesta de PADI-SAI me pareció la

mejor, pues no solo cumple con todos los componentes de un  buen currículo, sino que, además, provee para el desarrollo individualizado.


Con el ofrecimiento de este curso, he encontrado el junte de mis pasiones, ayudar a otros dándoles un conocimiento para la vida a través de un currículo bien estructurado y organizado.  Conocimientos que he obtenido formalmente durante años y que hoy me dan la libertad de poder ponerlos a su disposición. ¡Inténtalo!

 

©2018 by PADI-SAI Swim Instructor - Maricela Martínez. Proudly created with Wix.com